Ascensiones Caras Nortes y Corredores Sierra Nevada

Ascensiones técnicas, alpinismo puro…

Cara Norte del Mulhacén, Culuar del Veleta

Las principales cimas por su vertiente más técnica

Ascensiones Caras Nortes y Corredores Sierra Nevada

Las Ascensiones Caras Nortes y Corredores Sierra Nevada, es una actividad de alta montaña que consiste en subir a las diferentes cimas nevadas, por su vertiente más técnica, usando técnicas de alpinismo. 

Sierra Nevada Granada es uno de los grandes macizos de la península, en el que se encuentran algunas de las montañas más altas de España, por encima de los 3000 metros de altitud. Casi todas las grandes cimas tienen una vertiente más vertical por donde podemos subir, aunque de una manera mucho más técnica.

Las Ascensiones Caras Nortes y Corredores Sierra Nevada, es la hermana mayor de las actividades y ascensiones invernales. Apta para los montañeros más exigentes y aventureros.

Las vertientes más escarpadas, las laderas heladas y las condiciones de alta montaña hacen que el entorno se vuelva más complicado, teniendo que extremar las medidas de seguridad y conocimientos.

Te recomendamos realizar excursiones guiadas con Guías Nevada, nosotros estamos aquí para que tú no te tengas que preocupar por todas esas cosas y sólo disfrutes. Podrás realizar un gran número de itinerarios a lo largo de toda sierra nevada. Subida al Mulhacén, techo de la península, ascensión al Veleta, y otras ascensiones más, como la  norte de los machos.

Nuestras Ascensiones por Caras Nortes

Ascensiones Caras Nortes y Corredores Sierra Nevada

NORTE DEL MULHACEN

Ascensión a la cima más alta de la península 3482m, por la vertiente más vertical, la cara norte. Una ascensión no demasiado técnica

Ascensiones Caras Nortes y Corredores Sierra Nevada

NORTE LOS MACHOS

La subida por la norte de los machos, es una ascensión ideal para iniciarse en el montañismo más técnico

Ascensiones Caras Nortes y Corredores Sierra Nevada

CULUAR DEL VELETA

Una de las ascensiones clásicas de Sierra Nevada para subir al Veleta. El culuar del Veleta es una subida más técnica, con zonas mixtas

Sierra Nevada a través de sus características

Las enormes presiones y tensiones que ha soportado el sustrato de esta sierra, la heterogénea textura pizarrosa de su roca y la intensa acción desgarradora del hielo actuando como potente cuña, son las principales causas que determinan su específica orografía. Por mucho que se insista y se trate de resaltar, el que la contextura especial del sustrato de esta sierra da lugar a una fisonomía propia. Esta singularidad origina accidentes geográficos con suficiente individualidad, como para recibir nombres propios. 

Los términos propios de Sierra Nevada

Las Cerradas y Trancadas: Los ríos corren por valles angostos y realmente profundos, con numerosas pero pequeñas cascadas y rápidos continuos. Las riberas de fuertes pendientes, presentan, relativamente, pocas paredes y escarpes rocosos. La coincidencia de paredes rocosas en ambas márgenes es muy escasa y usualmente de pequeña longitud, recibiendo indistintamente los nombres de Cerradas o Serradas. Esta duplicidad de vocablos no se debe a una incorrecta pronunciación; sino a que dichos parajes son, por un lado verdaderas cerraduras al tránsito por la correspondiente vaguada y por otro lado, las paredes pétreas que encajonan el río, son frecuentemente escarpes, festoneados de líneas de agudas y desiguales puntas, que semejan los dientes de quiméricas sierras. En dichas cerradas, las cascadas suelen ser un poco mayores y en muchas de ellas realmente cataratas, imposibles de salvar, incluso a finales del estío cuando el caudal de los ríos es paupérrimo. Por esta causa, el pescador suele verlos como grandes trancos o escalones que le impiden el paso, obligándole a rodeos más o menos largos, pero siempre penosos y en consecuencia los denomina Trancadas.

 

Panderones: Como consecuencia de la fuerte acción trituradora, la superficie convexa es predominante en todos los flancos de esta montaña. Las lomas son extensas superficies de cascajo, enormes rollizos pandeados por titánicas tensiones tectónicas. En ellas apenas sobresalen algunos riscos fuertemente cuarteados, que rompen su monótono declive. Las zonas de convexidad pronunciada, en las que predominan los materiales finamente divididos y en los que se encuentran clavadas abundantes lastras, se denominan Panderones.

 

Peñones: Sobre las uniformes superficies de las lomas, sobresalen agrupaciones rocosas de cierto tamaño, que se denominan peñones. Son realmente lanchares con abundantes fisuras transversales y horizontales, pero que presentan una unidad de formas escarpadas, en fuerte contraste con la costra triturada del resto de las lomas. Como ejemplos más señalados: los de San Francisco y Peñón de Dílar en las lomas que llevan sus respectivos nombres.

 

Lastrones: En los Panderones y flancos no tajados, es frecuente encontrar rodales y franjas, cuya tierra y pequeños trozos de lastra han sido arrastrados por el agua, quedando al descubierto las lastras de mediano tamaño. Estos pedregales, que normalmente rompen el perfil convexo del panderón y la continuidad terrosa de la superficie, son denominados, por las gentes de aquí, como Lastronales. Para ellos, la palabra lastrón designa la piedra típica de esta sierra, piedra de mediano tamaño, cuyas formas tienden ligeramente a la paralelepipédica y en las que dos dimensiones predominan sobre la tercera. La superficie casi nunca es plana, sino ondulada y en algunos casos fuertemente ondulada. Tampoco es siempre lisa la superficie y en muchos lugares es rugosa y estriada o está salpicada de pequeños resaltes, que son rubíes muy imperfectos; pero que pueden alcanzar tamaños apreciables. Estos lastronales son denominados por gentes foráneas como canchales; pero ni sus piedras son grandes, ni están descubiertas y sobresaliendo del terreno. Normalmente los lastronales son cóncavos y sus lastronales se aglomeran tapándose unos a otros.

 

Raspas y Raspones: En algunas lomas, la línea divisoria de aguas es un rosario de riscos, verdadero espinazo dque soporta el deleznable material de la loma y por dicho motivo se denomina la raspa de la loma correspondiente. Otras veces la loma es enjuta, formada por riscos escarpados sin solución de continuidad, recibiendo también el nombre de raspa, por ejemplo la Raspa de los Cuernos en la loma del Lanchar. Cuando la loma presenta una forma de rosario de peñones, con solución de continuidad, semejando el lomo de un fabuloso pez con varias aletas dorsales, se conocen con el nombre de Raspones.  En otras ocasiones, sobre los flancos uniformes, sobresalen agrupaciones rocosas aisladas en forma de aletas que se nombran Raspón.

 

Vasares: Prácticamente, todos los tajos de esta sierra presentan resaltes, especie de anaqueles o poyos adosados a sus caras, que en la región son conocidos con el nombre de Vasares. Parecen ciclópeos escalones, tallados al azar por numerosos y anárquicos canteros. Todos los flancos con grandes inclinaciones, que rondan la vertical y en consecuencia son tajos o caras tajadas, poseen numerosos vasares e incluso la cara Sur del monte del ¨Veleta recibe este nombre como propio: Los Vasares del Veleta. Por lo común, dichos vasares, están cubiertos de tierra, pequeñas lastras y cascajos.

 

Veredones: La mayoría de las paredes y lugares tajados de esta montaña, pueden atravesarse andando sobre vasares más o menos continuos y uniformes, o pasando de vasar en vasar. Este tipo de hipotético camino, se llama con sarcasmo Veredón

Otras Actividades de Montaña